Economía | viernes 07 de abril de 2017 | 18:09hs
Más notas de Economía: |

Regulador de Seguros ordena liquidación de reaseguradora Istmo Re

Regulador de Seguros ordena liquidación de reaseguradora Istmo Re
Regulador de Seguros ordena liquidación de reaseguradora Istmo Re

Alma Solís

asolis@anpanama.com

(Ciudad de Panamá-ANPanamá). La junta directiva de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros ordenó la liquidación forzosa de la empresa de reaseguros Ismo Re que estaba intervenida desde diciembre de 2016.

La razón principal de esta situación es la falta de fondos, para afrontar sus gastos y deberes. Esta empresa tiene operaciones en Panamá, Costa Rica, Colombia, México y Londres. (Ver abajo las razones).

“La empresa Istmo Re tiene un deterioro significativo en la condición financiera, administrativa y operativa de la misma, lo cual pone en peligro los intereses de los reasegurados, contrataciones, acreedores y personas interesadas” dice el comunicado.

De acuerdo con lo que le dijo el superintendente de seguros, José Joaquín Riesen a ANPanamá,  la exposición de otras aseguradoras en el sistema panameño es poco con excepción de aseguradora del Istmo cuyo único accionista es precisamente Istmo Re.

El orden de prelación, o de pago de lo que se pueda obtener de los activos disponibles, en este caso se utilizará lo que establece al nueva ley de seguros  lo cual está facultado por la ley. Estos serían las primas pagadas y no devengadas, las obligaciones carácter laboral, las obligaciones con la CSS, tesoro y luego el resto.

Esta seria la tercera empresa del sector seguros (dos aseguradoras y esta reaseguradora).

Aspectos que motivaron la liquidación

Incumplimiento de capital pagado mínimo en efectivo, de un millón, como lo exige la ley.

Iliquidez para hacerle frente a sus obligaciones financieras a corto y largo plazo.

Incumplimiento contractual al no honrar reclamos recibidos y aceptados en el plazo pactado.

Mantiene un patrimonio negativo de US$32,7 millones

El incumplimiento por Istmo Compañía de Reaseguros de sus obligaciones financieras con entidades bancarias y la consecuente ejecución de garantías por parte de los bancos para el cobro de sus acreencias  por más de US$10 millones.

Incumplimiento de convenios de pagos con empresas cedentes (aseguradoras y reaseguradoras) por más de US$5 millones.