Inf. General | viernes 29 de septiembre de 2017 | 14:45hs
Más notas de Inf. General: |

Destacan oportunidades y desafíos para mejorar la autonomía económica de las mujeres indígenas

Destacan oportunidades y desafíos para mejorar la autonomía económica de las mujeres indígenas
Destacan oportunidades y desafíos para mejorar la autonomía económica de las mujeres indígenas

Alma Solís

asolis@anpanama.com 

(Ciudad de Panamá-ANPanamá).  Las necesidades de desarrollar soluciones y planes que sean pertinentes a la realidad indígenas y sus comunidades, así como la importancia de trabajar en el liderazgo y la autoestima de las participantes, fueron parte de las conclusiones que se dieron ayer durante el conversatorio sobre programas y proyectos cooperantes en Panamá, en el Foro Autonomía Económica de las Mujeres Indígenas en el Siglo XXI: El reto a nuestro alcance.

Dentro de este espacio representantes de Global Brigades, Canal de Empresarias, el Banco Mundial, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) compartieron experiencias sobre los proyectos que realizan en Panamá que han beneficiado a las mujeres indígenas, principalmente impactando su economía.

Pablo Garrón de Global Brigades dio a conocer algunos de los impactos que ha tenido el proyecto de microfinanzas que están realizando en varias comunidades indígenas panameñas. De acuerdo con sus cifras han incorporado casi 500 socias, de las cuales el 93% son mujeres indígenas. Cuenta con 20 cajas rurales que están siendo administradas por estas mujeres y desde que se están realizando se han logrado captar más de US$53 mil de capital propio invertido por ellas en tres años y medio, mientras que como donante la entidad ha puesto unos US$60 mil y la morosidad es 0.

“Desde Brigadas Globales, hemos visto que existe la necesidad fundamental de desarrollar un marco legal en el que se establezca que cualquier proyecto que deseemos implementar en la comunidad, se enmarque claramente la importancia de construir con equidad un proyecto que permita y facilite el desarrollo de los beneficiarios” dijo Garrón, quien resaltó que es muy importante diferenciar el concepto de igualdad, del de equidad y crear programas con herramientas equitativas diseñándolos con calidad, acceso y profundidad.

Una recomendación que surgió dentro de la conversación es llevar la mente abierta y si preconceptos para trabajar con los grupos, explicó Larú Linares gerente del Canal de Empresarias. Según cuenta, fu sorprendida, ya que al iniciar esperaba microproyectos, pero la realidad fue que se presentaron proyectos con alto potencial.

Linares también resaltó que algo que se debe aprender de las mujeres indígenas es el hecho que siempre piensan en la comunidad y no de forma individual, buscando mejoras para todas.

El Canal de Empresarias, un proyecto del Centro de Innovación de la Ciudad del Saber, desde hace tres años trabaja para colaborar con las mujeres emprendedoras y dentro de este grupo, mujeres indígenas han sido beneficiadas, incluso algunas de ellas contaron sus experiencias durante el foro.

Tanto las mujeres participantes como algunas conferencias destacaron la importancia que tiene el hecho que las entidades escuchen directamente a las comunidades.

“Los organismos cooperantes estamos para acompañar las decisiones de políticas públicas que hacen las instituciones nacionales y el rol de ellas es importante para que estos proyectos puedan ampliarse y crecer y llegar más lugares de la geografía nacional” dijo María Fernández Trueba del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) quien actuó como moderadora del conversatorio.

Desafíos

Dentro de los desafíos que quedaron plasmados en la conversación se destacan principalmente, trabajar en el autoestima de las mujeres, también el mejorar el acceso al financiamiento que es escaso, mientras que en temas de infraestructura resalta la falta de esta para la comercialización.

María Acosta de la FAO contó parte de las experiencias que han vivido en los proyectos encontrándose con falta de acceso a la tecnología y la capacitación y en su proceso se dieron cuenta lo “poderoso que son los celulares, ya que muchas participantes contaban con ellos, pero no con computadoras como tampoco tenían cuentas de correo electrónico, lograron entonces utilizar las herramientas que tenían a mano como grupos en Facebook y whatsapp.

Acosta destacó que existe un enorme potencial e importancia en la labor que realizan las mujeres indígenas en especial en la seguridad alimentaria y el rescatar los rubros que se están perdiendo.