Inversiones | jueves 19 de octubre de 2017 | 07:07hs
Más notas de Inversiones: |

¿Las critomonedas serán el futuro?

foto Pexel
foto Pexel
foto Pexel
foto Pexel

Juan Manuel Martans para ANPanamá

noticiasanpanama@anpanama.com

(Ciudad de Panamá-ANPanamá).  La tecnología nos está devorando a pasos agigantados. Somos testigos de cómo cada día viene reemplazando procesos, oficios manuales o puestos de atención al cliente. Según algunos analistas se considera que en unos 30 años o menos no existirán dependientes de tiendas, almacenes, aeropuertos, hoteles, farmacias, supermercados, bombas de gasolina, etc. Incluso se habla de que algunas profesiones estarán llamadas a desaparecer y serán reemplazadas por herramientas tecnológicas.

El sistema financiero no es la excepción. Hoy día y cada vez más, son de mayor criticidad para el sector financiero las empresas de tecnología que las propias entidades financieras, ya que son ellas las que desarrollan aplicativos softwares para ejecutar transacciones financieras o para administrar y resguardar cuentas o datos de clientes. Sólo imaginemos el colapso que habría en el sistema financiero si una de estas empresas de tecnología fuera hackeada o fuera obligada a cerrar.     

También los medios de pago han sido permeados por la tecnología; podríamos decir que el sistema de pago representado en el papel moneda emitido por bancos centrales, que puede tener alrededor de 350 años de vigencia, podría estar llegando a su fin. Para la mayoría de nosotros es impensable un mundo en el que en los intercambios de bienes medien pagos con monedas digitales y no el tradicional papel moneda emitido por la Reserva Federal o por el Banco Central Europeo. Y es lógico desconfiar en un mundo así porque al fin y al cabo el papel moneda como medio de pago ha tenido su sustento en activos tangibles como el extinto patrón oro o metales preciosos, o no tan tangibles como la confianza que se tiene en el gobierno, sistema y en las instituciones financieras de la jurisdicción del banco central emisor.

Las Criptomonedas podemos definirla como un tipo de moneda digital que utiliza un cifrado digital en sus operaciones, lo que a diferencia del papel moneda que es físico o representado en forma electrónica como tarjetas débito, este tipo de dinero solo existe en la web y su generación y almacenamiento es puramente digital, por lo que evidentemente estas monedas no pueden ser adquirida ni resguardadas fuera de la Internet y se requiere la necesidad de una cartera digital donde se almacene el crédito de cada uno de los titulares de estas monedas.

Las características de las Criptomonedas es algo complejo de entender por sus particularidades tecnológicas y científicas, sobre todo para nosotros los graduados de carreras tradicionales,  y que denota con claridad cuáles serán las carreras, profesiones y oficios del futuro, pero que en resumidas cuentas tratan conceptos como los de Fintech, entramado digital, el Blockchain, Internet of value, procesamiento de algoritmos, computación cuántica, algoritmos poscuánticos, tecnología propietaria, claves criptográficas, etc.

Las Criptomonedas ofrecen una serie de ventajas como la reducción del costo de transacción ya que no hay banco central emisor, no hay intermediación, se ahorra en tiempos de liquidación entre las partes ya que en las criptomonedas la liquidación sólo tarda minutos y se eliminan   agentes financieros para realizar transacciones. Sobre el tema de seguridad frente a manipulaciones y fraudes, que es lo que más nos preocuparía, también debemos saber que ]romper la seguridad existente en una criptomoneda es matemáticamente posible, pero su costo es inmensamente alto y por tanto no sería asumible.

Los hechos nos indican que el uso de las Criptomonedas va en ascenso, hay más de 700 monedas digitales siendo el bitcoin la más generalizada. El volumen de transacciones diarias de esa Criptomoneda ronda los 51 mil bitcoins, representando alrededor de 1,500 millones de USD, lo que la hace mantener una alta liquidez y fácil transaccionalidad. El valor total del mercado de todas las Criptomonedas existentes ha llegado a máximos en el 2017 de más de 100 billones de USD. Su uso generalizado es cada vez mayor en todo el mundo, Panamá no es la excepción, ya existen más de diez comercios en la ciudad capital en donde se puede pagar bienes con bitcoins, lo que nos lleva a concluir que este medio de pago vino para quedarse dando pasos firmes y serios, por lo que consideramos transformará la forma como hemos llevado las relaciones comerciales en los últimos 300 años, lo que ineludiblemente transformará nuestra propia cultura.

Es momento de que consideremos una Ley sobre su uso en la República de Panamá, no para restringir sino para regularizar su uso y atraer inversión como centro financiero, siendo en mi opinión muy personal un medio de pago propicio para la compra y venta de valores, sin embargo antes de dar ese paso debemos educarnos sobre conceptos fundamentales de tecnología y ciencia, para entender la naturaleza de este medio de pago e identificar oportunidades, ventajas, desventajas y riesgos para el país y así elaborar una buena ley.

El autor es consultor y ex superintendente de Valores de Panamá

Las opiniones emitidas en el artículo sosn exclusivas del autor.