Economía | martes 16 de enero de 2018 | 21:42hs
Más notas de Economía: |

Deuda pública y empleo se deterioran en Panamá

Deuda pública y empleo se deterioran en Panamá
Deuda pública y empleo se deterioran en Panamá

De acuerdo con un estudio económico elaborado por las firmas AIH Capital & Latin Consulting y Aguaclara Consultores e Inversiones, el aumento del desempleo y la deuda pública se han convertido en el dolor de cabeza de la economía panameña.

El 2017 se convirtió en el cuarto año consecutivo con aumentos marginales en el desempleo (6%), mientras que en los primeros tres años y medio de la administración de Juan Carlos Varela, la deuda del Sector Público No Financiero (SPNF) aumentó en US$5,827 millones.

A la deuda del SPNF se suman otros compromisos financieros, como la deuda de las entidades que fueron separadas del SPNF (US$2,212 millones), los proyectos llave en mano (US$1,413 millones) y las cuentas por pagar por fallos arbitrales (US$94.8 millones).

Otros pasivos del Estado están asociados al déficit actuarial del programa de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja del Seguro Social, que ascendía a US$13,613 millones en 2015, si bien la entidad mantiene reservas por el orden de US$6,000 millones.

Según el informe, uno de los principales retos que tendrá Panamá en 2018, un año preelectoral, será cumplir con el tope que establece la Ley de Responsabilidad Fiscal y Social, pero reformar una vez más esta Ley en 2018 pondría en riesgo el grado de inversión que tiene el país.

La economía de Panamá creció 5.4% en 2017 y se expandirá 5.6% en 2018. En 2017, las actividades que sostuvieron el crecimiento económico fueron los puertos, el Canal de Panamá, la construcción, la inversión pública y el gasto público.

Otras actividades como el sector agropecuario, la industria, el comercio, el turismo, bienes raíces, servicios públicos, la banca y las apuestas arrojaron resultados modestos. La pesca y los servicios domésticos presentaron retrocesos en 2017.

Según los economistas, a pesar del robusto crecimiento económico de Panamá, las tasas no son suficientes para mantener la estabilidad macrofiscal a mediano plazo.

Destacaron que en el 2017, los precios al consumidor se mantuvieron estables en Panamá (0.5%). A pesar de lo anterior, existe una gran preocupación por el fuerte aumento de los precios de las viviendas.

De acuerdo a cifras de la Cámara Panameña de la Construcción, en enero 2015, el precio promedio por metro cuadrado en la ciudad se ubicaba en US$1,700 y en junio 2017, en US$2,050, es decir, se incrementaron 20.6% durante estos 18 meses.

Para el 2018, los economistas no prevén cambios importantes en el comportamiento de la economía panameña y el impacto de las relaciones de Panamá con China Continental, la nueva variable económica, dependerá de cuanto se prepare el Estado para aprovechar los beneficios que puede generar este nuevo mercado.