Logística | martes 06 de febrero de 2018 | 10:01hs
Más notas de Logística: |

Buque panameño y tripulación a salvo tras ataque pirata

Buque panameño y tripulación a salvo tras ataque pirata
Buque panameño y tripulación a salvo tras ataque pirata

(Ciudad de Panamá-ANPanamá) La Autoridad Marítima de Panamá informó que el Buque MARINE EXPRESS como sus 22 tripulantes y la carga del mismo se encuentran a salvo, tras ser objeto de un ataque de piratería.

La compañía confirmó que el buque fue objeto de un ataque pirata el día 1 de febrero, aproximadamente a las 1:28 horas cuando dejó de emitir la posición de navegación a través del equipo de LRIT y  navegaba por aguas del Golfo de Guinea.

"En estos momentos, el capitán y la tripulación navegan hacia Singapur. Nos complace saber que la tripulación se encuentra a salvo y que prontamente podrán reencontrarse con sus familiares", informó la compañía operadora del buque a través de las redes sociales.

Las investigaciones sobre este incidente seguirán su curso, a fin de establecer las condiciones y situaciones que involucraron los actos de piratería en contra del buque panameño.

La Dirección General de Marina Mercante de la Autoridad Marítima de Panamá, a través de la Resolución No. 106-135-DGMM de 9 de septiembre de 2013, aprobó un reglamento por medio del cual faculta al Departamento de Investigación de Accidentes Marítimos de la Dirección de Marina Mercante, para coordinar e investigar todos los actos, en donde se encuentren involucradas naves de bandera panameña.

De esta manera, la Autoridad Marítima de Panamá, mantiene su compromiso en la lucha contra la piratería marítima, aunado la participación activa en las reuniones de la Organización Marítima Internacional (OMI), en conjunto con el Grupo de Contacto contra la Piratería en las Costas de Somalia de las Naciones Unidas, adoptando recomendaciones y/o Resoluciones que regulan temas tales como el uso de Compañías Privadas de Seguridad, monitoreo de naves en zonas de alto riesgo, entre otros temas.

Finalmente, debido a que la delincuencia marítima representa una seria amenaza para la seguridad de la gente de mar, el comercio internacional y la estabilidad regional, esta Administración reafirma su deber y se mantiene comprometida en la lucha contra este flagelo.