Inf. General | miércoles 13 de junio de 2018 | 07:47hs
Más notas de Inf. General: |

Panamá impulsa la protección del patrimonio genético de Latinoamérica

Panamá impulsa la protección del patrimonio genético de Latinoamérica
Panamá impulsa la protección del patrimonio genético de Latinoamérica

(Ciudad de Panamá-ANPanamá) Países de Latinoamérica y Panamá se reunieron aquí para intercambiar experiencias y avances en la protección del patrimonio genéticio, como parte de la celebración del día mundial del Medio Ambiente.

La cita tuvo lugar los días 4 y 5 de junio en la capital panameña y congregó a más de cuarenta asistentes, entre ellos representantes de instituciones provenientes de más de diez países.

El Ministerio de Ambiente de Panamá (MiAMBIENTE), fue el organizador del evento y durante el mismo se abordó en particular la necesidad de garantizar el acceso a los recursos genéticos y el reparto equitativo de los beneficios resultantes de su utilización, tal y como recoge el Protocolo de Nagoya, un instrumento internacional del Convenio de Diversidad Biológica (CDB).

En palabras de Beatriz Gómez, de la Secretaría Ejecutiva del CDB, el tratado firmado en Nagoya permite que los países logren “certeza para garantizar el acceso a los recursos genéticos y certeza para saber que está pasando con los mismos una vez cruzan las fronteras del país proveedor”. La implementación de esta iniciativa global se ve reforzada por el proyecto global PNUD-GEF de acceso a recursos genéticos y participación de beneficios (ABS, por sus siglas en inglés), bajo la coordinación general de Alejandro Lago.

El Protocolo regula que los ingresos y beneficios derivados de la extracción e investigación de recursos biológicos “reviertan en las comunidades locales, generen empleo, mayores inversiones en investigación y desarrollo, y aumenten los recursos de los Estados para invertir en políticas de desarrollo social”, explicó Jessica Young, oficial nacional de Programa para Ambiente y Desarrollo Sostenible del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Latinoamérica cuenta con una rica biodiversidad y con pueblos indígenas que atesoran importantes conocimientos tradicionales. Implementando este tratado internacional, los países de la región tienen la oportunidad de liderar avances mundiales en diversos sectores como el farmacéutico, agricultura, industria alimentaria y biotecnología, entre otros.

Éric Núñez, técnico y responsable de Biodiversidad de MiAMBIENTE, destacó las oportunidades de intercambio y aprendizaje conjunto que se abre entre las autoridades nacionales de los países participantes en el evento. Sistemas de permisos en línea, búsqueda de bases de datos de patentes sobre recursos genéticos, comités nacionales de lucha contra la piratería, y otros temas que “dan contenido para muchas reuniones que podrían ser organizados en el futuro con el acompañamiento y facilitación del Programa de Voluntarios de Naciones Unidas”, indicó Núñez.

El país anfitrión del evento, Panamá, ratificó el Protocolo de Nagoya del CBD con anterioridad a su entrada en vigor, el 12 de octubre de 2014, y es uno de los países pioneros en la materia a nivel de la región. Actualmente el PNUD acompaña a Panamá en la revisión del marco legal que hace posible materializar el Protocolo de Nagoya a través de la implementación nacional del Proyecto Global, liderado por MiAMBIENTE, que cuenta con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por su sigla en inglés), y con la colaboración del programa de Voluntarios ONU.