Economía | miércoles 20 de junio de 2018 | 10:13hs
Más notas de Economía: |

Gobierno defiende sus cifras de crecimiento económico

Plano general de la Ciudad de Panamá. Cortesía: ATP.
Plano general de la Ciudad de Panamá. Cortesía: ATP.
Plano general de la Ciudad de Panamá. Cortesía: ATP.
Plano general de la Ciudad de Panamá. Cortesía: ATP.

(Ciudad de Panamá-ANPamnamá) Luego que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la consultora INDESA vactinarán una baja en el crecimiento económico de Panamá para el 2018, tras los primeros resultados de sus indicadores económicos, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) asegura que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá por encima del 5%.

Tanto el FMI como INDESA han indicado que el crecimiento para el 2018 podría estar por el orden del 4.6% y 3.5% respectivamente, cifras que son rechazadas por el MEF que vaticina un mayor dinamismo de la economía para el segundo semetre de este año.

El Producto Interno Bruto (PIB) real o a precios constantes  totalizó US$10,309.5 millones, lo que refleja un crecimiento de 4.2%  en el primer trimestre del año 2018, según cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República (INEC).

“La República de Panamá mantiene las condiciones necesarias para garantizar un crecimiento económico sostenido   a corto y mediano plazo que permitirán que Panamá continúe creciendo por encima del 5% y se destaque como una de las economías más dinámicas de América Latina”, indicó el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia.

“Existen todas las condiciones necesarias para que en el segundo semestre de 2018 se genere un mayor dinamismo en todos los sectores productivos, especialmente los relacionados con el consumo interno”,  indicó  ministro De La Guardia.

Las actividades económicas que mostraron mayor dinamismo durante el primer trimestre de 2018 fueron la pesca (30.2%),  gobierno general (12.6%), transporte, almacenamiento y comunicaciones (5.2%), construcción (4.9%), explotación de minas y canteras (4.9%) y servicios sociales y de salud privada (4.8%).

El  crecimiento de la construcción se explica por los proyectos de infraestructura pública y privada, los cuales reflejan un 50% de incrementos en la ejecución de sus inversiones. Sin embargo,  esta  actividad sufrió afectación en los segmentos de obras privadas residenciales y no residenciales, dice el MEF en un comunicado.

Entre las actividades que crecieron a ritmo moderado figuran la intermediación financiera  (4.1%), debido a los servicios del Centro Bancario internacional, gracias al mayor financiamiento de las actividades económicas y el comercio al por mayor y menor (3.8%) y que fueron  impulsadas por el crecimiento del valor agregado en la Zona Libre de Colón (9.8%).  Por su parte, el comercio local tanto el mayorista como  el minorista  mostraron un leve crecimiento de 1.6% y 0.6% respectivamente.

Actividades como la agricultura, la caza y la silvicultura fueron impulsadas por el crecimiento de las exportaciones de frutas, cosechas de arroz y el sacrificio de aves y cerdo y la producción de leche y huevos.

Un menor dinamismo mostraron las actividades inmobiliarias empresariales y de alquiler (1.3%) resultando afectadas por los segmentos de publicidad, fotografía y alquiler de equipos y  las industrias manufactureras (0.9).  

Los hoteles y restaurantes reflejaron un descenso en su crecimiento de  3.1% debido a la menor entrada de turistas y un consumo moderado en los hogares.