Empresas | jueves 02 de agosto de 2018 | 11:09hs
Más notas de Empresas: |

AES advierte posible paralización de planta eléctrica de Changuinola

AES advierte posible paralización de planta eléctrica de Changuinola
AES advierte posible paralización de planta eléctrica de Changuinola

(Ciudad de Panamá-ANPanamá) AES Changuinola denunció que la continuidad operativa de la planta hidroeléctrica de Changuinola está en peligro en virtud de los cierres de la vía de acceso a sus instalciones, ubicada en el corregimiento de Nance de Riscó, en la provincia de Bocas del Toro.

Durante los últimos meses la empresa ha estado trabajando bajo la constante amenaza de cierres a los accesos de sus instalaciones, amenazas que se han concretado en varias oportunidades y por períodos de tiempo cada vez más largos. Desde la semana del 26 de abril se han producido cierres en los cuales se han visto afectados más de 40 personas entre colaboradores y contratistas y nos hemo visto obligados a suspender actividades programadas por el bloqueo con barricadas de la calle de acceso a la casa de máquinas.

Asimismo, a finales del mes de mayo pasado, algunos miembros de las comunidades Ngäbe del Valle del Río Changuinola, procedieron al cierre total de los accesos a las instalaciones de la central hidroeléctrica, lo que causó la retención ilegal de seis de nuestros trabajadores por más de cuatro días y la alteración del normal funcionamiento de la planta de generación.

Con posterioridad a estos incidentes, las amenazas y los cierres totales y parciales de los accesos a la central generadora han sido una constante. El pasado 23 de julio la empresa nuevamente fue víctima de un cierre de los accesos de la planta generadora; nuestros colaboradores de la casa de máquinas fueron retenidos nuevamente de manera ilegal y recibieron amenazas contra su integridad física. Durante siete días nuestros colaboradores no pudieron regresar a sus hogares y enfrentaron constantes amenazas provenientes de un pequeño grupo de miembros de las comunidades Ngäbe responsables por el cierre, que no tienen justificación para sus reclamos. Fue gracias a la intervención del Ministro de Seguridad, Alexis Bethancourt y su equipo, que se logró levantar este cierre.

El grupo que ha tomado estas acciones aduce el incumplimiento por parte de AES de supuestos derechos que tendrían conforme a su personal apreciación, en función del desarrollo del proyecto Changuinola I, sin embargo, tal como ya ha sido verificado por las autoridades locales y el Estado, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, estas reclamaciones no tienen sustento.

AES Changuinola ha cumplido 100% con los compromisos adquiridos. Después casi 10 años de complejas negociaciones, el total de las familias que resultaron con algún tipo de afectación, directa o indirecta, moral y/o material por el desarrollo del proyecto hidroeléctrico Changuinola I, fueron debidamente indemnizadas por un monto total de 28 millones 950 mil 801 dólares.

Además, AES Changuinola entregó obras de infraestructura y de servicios públicos en las comunidades de Charco La Pava, Valle del Rey, Changuinola Arriba y Nance de Riscó, por un monto de US$54 millones 915 mil 981 dólares, sumando así más de $83.8 millones de dólares desembolsados, entre compensaciones individuales e inversión social.

AES Changuinola ha atendido de modo diligente y oportuno todas las situaciones surgidas de los procesos sociales, evitando que éstas afecten el funcionamiento normal de esta central importante para el país. Sin embargo, es evidente que en medio de situaciones como las planteadas, pueden presentarse emergencias que ponen en peligro a nuestros colaboradores, a la propia comunidad, la continuidad operativa de la central Changuinola y la Subestación La Esperanza (propiedad de ETESA) y, por ende, comprometer la confiabilidad del Sistema Interconectado Nacional.

Hacemos un llamado a las autoridades competentes para que esta situación se resuelva de manera definitiva, ya que no solo afecta la seguridad jurídica y el goce pacífico de la concesión otorgada a AES Changuinola, sino que más gravemente, está afectando el derecho y la libertad de nuestros colaboradores y amenaza su integridad de manera constante, sin tener ninguna responsabilidad en sus reclamos y pretensiones.