Inf. General | lunes 27 de agosto de 2018 | 11:35hs
Más notas de Inf. General: |

Corrupción y cuestionable justicia ponen en riesgo competitividad de Panamá

Plano general de la Ciudad de Panamá. Cortesía: ATP.
Plano general de la Ciudad de Panamá. Cortesía: ATP.
Plano general de la Ciudad de Panamá. Cortesía: ATP.
Plano general de la Ciudad de Panamá. Cortesía: ATP.

(Ciudad de Panamá-ANPanamá) La Asociación de Universidades Particulares de Panamá (AUPPA) advierte que los escándalos de corrupción en el país y una cuestionable administración de justicia ponen en riesgo la competitividad regional y global de Panamá. 

En un comunicado dadop a concer la AUPPA indica que la situación acutal está generando un deterioro del tejido social que afecta al país.
 
Los miembros de la AUPPA expresaron su preocupación de que la nación siga cayendo más escaños de los que descendió (8 posiciones) en el último Índice Global de Competitividad (2017-2018) del Foro Económico Mundial, en el cual se ubicó en la posición 50 después de Chile (33) y Costa Rica (47), perdiendo así el liderazgo regional y mundial que había ganado hace pocos años.
 
A la AUPPA le alarma que esa caída se debió precisamente en algunos de los 114 indicadores que evalúa el Foro Económico Mundial con respecto a la independencia judicial (posición 120 de 137 países analizados), costos de la política agrícola (118/137), calidad de la educación en ciencias y matemáticas (112/137), confianza pública en los políticos (108/137), suscripción de banda ancha móvil (106/137), desviación de fondos públicos (104/137), situaciones éstas que han seguido en franco deterioro, por lo cual temen que el Estado pierda más competitividad regional y global en el próximo índice.
 
Los agremiados de las casas de estudios superiores particulares afirmaron que Panamá atraviesa una grave crisis de valores morales y éticos, y por ello advirtieron que es urgente crear consciencia y comprender que la corrupción es un problema que afecta a todos, crea desconfianza y trae efectos colaterales en la sociedad.  
 
La presidenta de la AUPPA, Adriana Angarita, exhortó a “trabajar todos juntos -Estado, sector privado y sociedad civil- en rescatar y fomentar los valores éticos”. Afirmó que “la recuperación de la ética es un asunto relevante, porque nutre y aporta en los ciudadanos, estudiantes y nuevas generaciones; contribuye para que rechacen actos de corrupción y al invocar la ética como fuente de valores normativos los orienta a conseguir conductas ejemplares, les permite fungir como agentes que reconstruyen, fortalecen, motivan a la realización del bien mediante el cumplimiento del deber”.
 
En tal sentido, las reflexiones sobre cómo evitar esos comportamientos de corrupción giran hacia una sólida formación moral en el hogar, la mejor herramienta para infundir la práctica de los valores desde temprana edad, por ello, es imperativo reforzarla más como eje transversal de la educación para fomentar en todos los niveles la formación crítica.
 
Asimismo, es ineludible confeccionar o promover la revisión de los Códigos Éticos dictados por el Estado, gremios, asociaciones, entre otros, para tal fin AUPPA manifestó su entera disposición de trabajar desde la academia y aportar a esta revisión, con el objeto de reforzar el citado valor como base fundamental de la educación y la cultura para el desarrollo sostenible de Panamá.
 
Finalmente, expresó Angarita que “debemos impulsar la transparencia para que tenga un efecto real y cada ciudadano deberá asumir el compromiso de combatir la corrupción, desde todas las perspectivas, actuando de manera correcta, incluso en situaciones que parezcan menos relevantes”.