Logística | jueves 18 de julio de 2019 | 09:48hs
Más notas de Logística: |

Marina mercante de Panamá clama por buque escuela y actualizar ley de gente de mar

Marina mercante de Panamá clama por buque escuela y actualizar ley de gente de mar
Marina mercante de Panamá clama por buque escuela y actualizar ley de gente de mar

(Ciudad de Panamá-ANPanamá) Los oficiales de marina de Panamá clamaron  por la adquisición de un buque escuela para los cadetes panameños y la actualización de las leyes de gente de mar, porque están hechas para gente en tierra, ante la situación que apenas el 40 por ciento de egresados logran prácticas abordo, y gran parte del resto acaban cambiando de profesión porque no pueden obtener su diploma y menos la licencia para abordar un barco.

La problemática la expuso el capitán Clemente Forero, presidente de la Asociación Panameña de Oficiales de Marina (APOM) en el Foro: "Desafíos y oportunidades en la industria de cruceros", celebrado este día en un auditorio colmado de cadetes, oficiales marinos, representantes del gobierno panameño y empresas navieras.

El dirigente señaló que al anterior gobierno y al actual, antes de tomar posesión, les expresaron sus peticiones para salvaguardar el futuro de estos profesionales, convirtiendo la formación de gente de mar en parte de la Agenda de Estado, al tiempo que refirió que las leyes sobre esta actividad datan de 1998 y 2008, y necesitan urgentemente una actualización.

Reconoció que se tiene que priorizar la enseñanza del idioma inglés porque es el lenguaje oficial en la industria marítima, mientras que recordó que anualmente se gradúan alrededor de 200 cadetes, entre la Universidad Marítima Internacional de Panamá (UMIP) y la Universidad Columbus y “si acaso el 40 por ciento hace la práctica abordo, los otros cambian de profesión, la mayoría estudian con préstamos que acaban pagando sus padres porque al no poder embarcarse no les dan su diploma y no pueden obtener la licencia de la Autoridad Marítima de Panamá, frustrando su futuro”.

Denunció que desde 1998 la ley ordenaba promover el trabajo para la gente de mar panameña, “pero no se aplica la ley porque no ha habido voluntad política de que se implemente, que el Estado obtenga un buque escuela”, ni tampoco la disposición de 2008 para promover que en la flota mercante con bandera panameña, la principal del mundo, se impulse la contratación de panameños.

Por ello señaló que era “nefasta” la ley 8 de 1998, porque “es una ley de tierra hecha para aplicarle a la gente de mar” y abogó por su reforma, lo mismo que la actualización de lo que se entiende es la profesión de oficial de marina, para lo cual, recordó, desde el gobierno del entonces presidente Guillermo Endara (1989-1994) le presentaron una iniciativa, “pero no fue aprobada porque incluía la creación de empresas de colocación” de estos profesionales, como existe en Filipinas, Rusia, España o India.

“Miren al mar, entiendan nuestras necesidades” exclamó Forero, dirigiéndose a los representantes del gobierno presente, como la ministra de Trabajo Doris Zapata, y dijo que la APOM ha gestionado acercamientos con empresas en Estados Unidos y ha recibido respaldo, y dijo que si se contara con el apoyo del Estado los resultados serían mejores.

También lamentó que “por falta de convenios de reciprocidad” no se puede embarcar marinos con licencia panameña en otras jurisdicciones porque no les aceptan su acreditación al no estar homologada en otros registros, aunque matizó que en la administración pasada se dieron “unos pequeños intentos” con Bélgica, “pero no vemos los resultados todavía”.

Forero reclamó el establecimiento de una ruta de cabotaje entre los puertos panameños del Pacífico y hasta Golfito (Costa Rica) para el transporte de mercancías, porque resulta “más barato” el transporte marítimo.

Por su lado, el presidente de la Cámara Marítima de Panamá, Nicolás Vukelja, resaltó que esa asociación y otros gremios se han sumado al esfuerzo de la APOM de organizar, por segundo año, el foro sobre el sector, que, recordó, “representa más del 30 por ciento del producto interno bruto del país”, solo ellos tienen 200 empresas afiliadas, respaldó los esfuerzos para reforzar la formación de los cadetes mercantes y navales panameños para que tengan pleno dominio del idioma inglés porque “es lo más importante” y “tener actitud de trabajo en equipo”.

A los estudiantes presentes les instó a perseverar  y aprovechar las oportunidades de tener reunidos a los representantes de las principales líneas de cruceros que pasan por Panamá.

El subadministrador encargado de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), capitán Samuel Ferrera de Sousa, expresó que el nuevo gobierno “no va a hacer más de lo mismo” y gestionará para “que se resuelva todo lo que el capitán Forero ha expresado” y reconoció que “es indispensable trabajar en equipo” incluyendo a representantes de los gremios, para lograr avanzar y “no le va a dar la espalda al mar”, para seguir “navegando” hacia los objetivos demandados.

Especificó que desde el año pasado preparaban las líneas generales de mejorar a la actividad, y la primera necesidad es adquirir un buque escuela insignia, respaldado con un proyecto sostenible apoyado por funcionarios, gremios profesionales y empresariales para llevar productos panameños en sus cruceros de instrucción, embarcar cadetes femeninas y actuar como una embajada flotante.

También anunció que preparan un programa de becas en las mejores escuelas de marina mercante del mundo y reiteró que la enseñanza del inglés será prioritaria en esta administración.