Economía | miércoles 07 de agosto de 2019 | 12:01hs
Más notas de Economía: |

Panamá inicia revisión del salario mínimo

Panamá inicia revisión del salario mínimo
Panamá inicia revisión del salario mínimo

(Ciudad de Panamá-ANPanamá) Empleadores y sindicalistas, con el auspicio del Ministerio de Trabajo iniciaron con voluntad de consenso la revisión del salario mínimo para el periodo 2020-2022.

La ministra de Trabajo de Panamá, Doris Zapata, instaló la comisión, que se reunirá periodicamente hasta diciembre próximo, y refirió que su deseo es que ambas partes alcancen el "consenso" para garantizar el "salario decente y el crecimiento económico" del país, el sexto con peor distribución de la riqueza a nivel mundial.

"No puede seguir siendo Panamá el país de los abismos sociales", advirtió Zapata pues el país necesita el crecimiento integral de la economía y "que el desarrollo llegue a la gente".

Por su lado, el dirigente sindical Genaro López, de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (Conusi), refirió la voluntad de alcanzar acuerdos, pero ello implica tener en cuenta que en Panamá, hay "35 diferentes salarios mínimos" que deberían unificarse según el real costo de la vida que, a su juicio, no es inferior a los 700 dólares mensuales "en cualquier lugar del país", mientras las empleadas domésticas, por ejemplo, reciben no mas de 250 dólares mensuales.

En tanto, el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada, Julio De la Lastra, aseguró la disposición de los patronos de llegar a acuerdos "ganar-ganar" con los trabajadores, pero no quizo dar valoraciones "para no crear confusión que afecta los precios de la canasta básica", y pidió "dejar que conversemos" con los trabajadores para conocer sus expectativas.

Eso si, adelantó, un factor a tomarse en cuenta es "la productividad y la situación económica real del país".

Actualmente en Panamá el desempleo alcanza el 6,4 por ciento y el alza de precios en lo que va de año llega al 0,6 por ciento, mientras la expectativa de expansión económica para 2019 es del 5 por ciento, según cifras oficiales y del Fondo Monetario Internacional.