Gobierno | jueves 08 de agosto de 2019 | 18:23hs
Más notas de Gobierno: |

Panamá define normas para acabar migración especial y evalúa población penitenciaria extranjera

Panamá define normas para acabar migración especial y evalúa población penitenciaria extranjera
Panamá define normas para acabar migración especial y evalúa población penitenciaria extranjera

(Ciudad de Panamá ANPanamá) El Gobierno de Panamá prepara la derogación de los decretos que crearon la migración flexible conocida como “Crisol de Razas”, que durante los últimos diez años, legalizaron a miles de extranjeros, sobretodo venezolanos, colombianos y nicaragüenses, y evalúa los efectos del nuevo sistema penal en el aumento de la población carcelaria extranjera.

Los ministros de Seguridad, Rolando Mirones, y de Trabajo, Doris Zapata, se reunieron con la directora del Servicio Nacional de Migración (SNM), Samira Gozaine, para analizar la eliminación de la categoría “Crisol de Razas” que permitió a miles de extranjeros establecerse en Panamá con pocos requisitos legales y sin contratar un abogado que los represente, como se exige al resto de foráneos que migra al país.

El ministro de Seguridad declaró a los periodistas que "tenemos que decidir a quiénes queremos en este país y en qué categoría, sea inversionistas o profesionales por las razones que nosotros decidamos que le interese a Panamá que un extranjero esté aquí".

Mirones agregó que también se va a revisar la estrategia de “flujo controlado”, creada en coordinación con Costa Rica, para la masiva entrada de extracontinentales y caribeños que llegan desde hace unos cinco años a pie por la selva del Darién y tienen como destino los Estados Unidos.

Actualmente Panamá protege a unos 2.000 migrantes en los refugios que tiene en Darién y en Chiriquí, fronteras con Colombia y Costa Rica, respectivamente.

Por su parte, la directora de Migración comentó que el presidente panameño, Laurentino Cortizo, ha ordenado poner fin a Crisol de Razas y las regularizaciones masivas.

"Ya comunicamos que estamos trabajando en la derogación de los decretos que constituyeron a esa categoría especial y por un tiempo específico, lamentablemente es una categoría que permitía que todas las personas que estaban dentro del territorio ilegal pudieran registrarse y regularse, sin aplicar a una categoría existente", dijo la directora del SNM.

Por su parte, la ministra  Zapata expresó que en la mesa de trabajo buscarán "establecer como padre responsable una política que hable de cada uno de los temas y realmente tener una política migratoria en Panamá”.

El ministro de Gobierno de Panamá, Carlos Romero, por su lado, dijo en una entrevista que la aplicación del Sistema Penal Acusatorio ha permitido agilizar los procesos judiciales y que actualmente en las cárceles panameñas la población ha subido a casi 17.000 personas, cuando hace unos 3 años eran unas 15.000.

De la actual población penitenciaria, al menos el 5 a 8 por ciento (850 a 1.360) son extranjeros, detalló.

"Con el Sistema Penal Acusatorio se ha aumentado un poco la cantidad de personas recluidas en los sistemas penitenciarios, en vista que es mucho más rápido (...) y más ágil" para establecer las condenas correspondientes, reconoció Romero.

El Sistema Penal Acusatorio (SPA) sustituyó al sistema inquisitivo, y desde 2011 inició su aplicación escalonada por provincias hasta 2016, cuando ya se extendió en todo el país.

El SPA se caracteriza por procedimientos orales abreviados, a diferencia del sistema inquisitivo que eran escritos, y busca mejorar la transparencia, ofrecer mayores garantías a las partes y reducir las demoras judiciales.

El titular de Gobierno añadió que actualmente en el Sistema Penitenciario panameño "hay alrededor de 5 % a 8 % de extranjeros detenidos", aunque no precisó las nacionalidades ni los delitos por los que están presos.

El ministro adelantó que el Gobierno busca reactivar la construcción de algunas cárceles, pero enfatizó en la importancia de los programas de reinserción social de los reclusos.