Logística | jueves 15 de agosto de 2019 | 11:10hs
Más notas de Logística: |

El Canal de Panamá llega a 105 años con la mira puesta en el agua

El Canal de Panamá llega a 105 años con la mira puesta en el agua
El Canal de Panamá llega a 105 años con la mira puesta en el agua

(Canal de Panamá ANPanamá) El Canal de Panamá celebra este jueves 105 años de funcionamiento con la preocupación puesta en asegurar el uso de agua dulce para su operación sin deteriorar el suministro del líquido para la población.

El administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano, explicó a corresponsales extranjeros que la vía acuática llega a los 105 años de operación cumpliendo con muchas de sus metas y estableciendo récords de tonelaje, ingresos y seguridad, pero con “un reto a corto plazo” que es garantizar el abastecimiento de agua para la población y la operación de la vía acuática.

Quijano explicó que como máximo “hasta enero próximo debemos tomar una decisión” sobre los dos proyectos propuestos para atender la demanda de agua, uno desde el lago Bayano, al este de la capital, y otro en río Indio, al noroeste de la vía acuática, que implicarían una inversión millonaria, “pero necesaria” para tener en 2024 como hacerle frente “o de lo contrario el Canal dejará de crecer, porque primero es el ser humano”.

El funcionario refirió que desde 2005 la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) comenzó a analizar la perspectiva a futuro por la crisis climática, el aumento de la población y también del paso de barcos por la vía.

El proyecto de río Indio, que consistiría en una presa con un espejo de agua de 4.500 hectáreas a 80 metros de elevación que demorará año y medio en llenarse y luego se conducirá el líquido hacia el lago Gatún por un túnel a construir de 8,4 kilómetros de largo, resaltó que debe ponerse en marca el próximo año para que esté listo en 2024, cuando, de no ocurrir nada, se tendrá que limitar el paso de barcos para no privar a la población de agua potable.

De momento han trabajado la parte social con los pobladores de la región, ayudando a titular sus tierras, informándoles sobre la utilidad del proyecto, no solo por el agua, sino que la presa estará cerca de la cuarta línea de alta tensión de electricidad que se construirá y el plan es dotar de energía a esa región, hoy un área netamente rural con pocos servicios públicos.

Quijano calculó que ese proyecto demandará una inversión de alrededor de 600 millones de dólares, la mitad se irán en la mudanza de pobladores, en número no precisado, las indemnizaciones respectivas y el reasentamiento productivo, para que no se sientan abandonados por el Estado.

El proyecto del lago Bayano, que solo se usa para generar energía eléctrica, consiste en tomar “aguas abajo de la planta generadora” el líquido y bombearlo hasta el cerro Malambo, donde se construirá un enorme tanque y por gravedad el líquido ya purificado se conducirá por tuberías hasta conectar con el extremo este del anillo hidráulico de la capital.

Estos dos proyectos quitarían presión sobre el lago Gatún y el lago Alhajuela, construidos el siglo pasado para dotar de agua a la capital y a la operación del canal, indicó Quijano, quien recordó que actualmente hay siete plantas extractoras del líquido alrededor de ese lugar para suministrar el servicio a la población de la capital, a la capital de Panamá Oeste, La Chorrera, y a Colón, en el Caribe.

Explicó que ya expuso todos estos proyectos al presidente del país, Laurentino Cortizo, y al vicepresidente y ministro de la Presidencia, José Gabriel Carrizo, quien dirige el gabinete del Agua, para actualizar a las nuevas autoridades  de las instituciones que están relacionadas con el servicio vital.

Cortizo ha dado la instrucción al gabinete del Agua darle la urgencia que requieren estos proyectos en todo el país, según informó el Ejecutivo esta semana.

“Estamos a tiempo, no mucho, pero podemos hacerlo, si no se estancarán las proyecciones de crecimiento del canal, del 6 por ciento anual, a el 1 por ciento, porque el agua se tendrá que suministrar a la población, porque es primero el ser humano”, resaltó el administrador, cuyo mandato terminará el próximo 4 de septiembre.