Agencia de Noticias Panamá

Panamá se suman a la iniciativa de Biodiverciudades por un mejor futuro

(Ciudad de Panamá-ANPanamá) La red de Biodiverciudades promovida por CAF-banco de desarrollo de América Latina- incorporó a siete alcaldes de la región, entre ellos el alcalde de Bocas del Toro, Panamá, Emiliano Torres, comprometidos con el desarrollo urbano respetuoso de la diversidad biológica para mitigar los efectos del cambio climático, combatir la pobreza, mejorar la calidad de vida e impulsar un turismo sostenible.

Siete gobiernos locales de cinco países de Centroamérica y el Caribe firmaron la Declaración de Barranquilla en la que se comprometieron a impulsar un desarrollo local sustentable, en equilibrio con la naturaleza y focalizado en la bioeconomía, siguiendo los pasos de 56 ciudades de Suramérica.

El presidente ejecutivo de CAF, Sergio Díaz-Granados, destacó que: “Las ciudades de América Latina y el Caribe, y especialmente las ciudades turísticas, deben incorporar con mayor énfasis en sus agendas esta necesidad de pensar o promover soluciones de conservación y uso sostenible del medio ambiente y en especial de la biodiversidad”.

Por su parte, la vicepresidenta de la República Dominicana, Raquel Peña Rodríguez, agregó “Tenemos una gran responsabilidad y el compromiso de proteger nuestros recursos naturales y los servicios ecosistémicos; debemos apreciarlos, compartirlos y disfrutarlos, pero tenemos la responsabilidad de cuidarlos para la presente generación y las venideras”.

Los alcaldes de la región centroamericana que se adhirieron a la declaración de Barranquilla fueron Carlos Martínez (Nicoya, Costa Rica), Maribel Escobar (La Palma, El Salvador), Carmen Paz (San Nicolás, Honduras), Jimmy Cruz (Curridabat, Costa Rica), Alan Chepo (Río San Juan, República Dominicana) y Alfredo Peralta (Nagua, República Dominicana).

El concepto de BiodiverCiudad nace de la necesidad de promover la conservación y uso sostenible de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos e incorporarlos en la planificación y el ordenamiento del territorio, impulsando la bioeconomía, la ciencia, la tecnología, la innovación y la economía circular con el fin de lograr un mayor bienestar de los ciudadanos y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).